Blog

Estigues al dia de les novetats de Casa Chin

Publicat el dia

Taller: Tejiendo el cosmos. Emma Kunz entre el macrocosmos y el microcosmos.

29 y 30  Octubre 2022

sábado, 17.30 – 20h

domingo, 9 – 12.30h

Con: Ester G. Mecías: Artista visual licenciada por la Universidad de
Barcelona y en MassArt, Boston. Co-fundadora del colectivo artístico
indisciplinar Les Salonnières. Investigadora independiente en
Visionary Women Art. Forma parte del equipo coordinador del programa Arte, Ciencia y Espiritualidad en Escola Cultura de la Fundació Sa Llavor. Formación en estudios antroposóficos en el Goetheanum,Dornach, Suiza.

Links de interés:

Instagram: ester_g_mecias
http://visionarywomen-art.com/
http://www.sallavor.es/arte-ciencia-y-espiritualidad-2/
https://www.lessalonnieres.net/

Información e inscripción: tel. 626204554

Estos encuentros están concebidos como una investigación colectiva para sumergirnos en la esencia de los dibujos de Emma Kunz e intentar conectar con el mensaje. Se puede asistir a uno o a los dos talleres, son independientes y a la vez complementarios.

En la sesión del sábado nos aproximaremos a la obra de Emma Kunz a través de sus composiciones básicas, aproximándonos al número como símbolo para abrir paso a las matemáticas inscritas en el universo. Utilizaremos el papel, lápices de colores y crayolas.

El domingo, nos sumergiremos en las herramientas que utilizaba Emma Kunz para hacer sus creaciones. Situaremos nuestro cuerpo en el centro y nos relacionaremos con las cuatro direcciones, crearemos nuestro propio péndulo, una tabla con las cuatro direcciones, trabajaremos con papel y lápices de colores.

 

Emma Kunz (1892-1963 Suiza) fue pionera de su tiempo. Sus investigaciones, creaciones y descubrimientos germinan de una raíz profunda y, brotan como compromiso que trasciende las barreras de la estética de su tiempo. Se sumergió en los grandes misterios de la humanidad convirtiéndolos en su misión de vida. Consiguió crear algo nuevo, un lenguaje que emana de un lugar donde no hay una previa representación, como oportunidad de visualizar la esfera suprasensible en la esfera sensible.

Emma Kunz materializó un nuevo lenguaje a modo de extraordinarias creaciones artísticas, como si cartografiara las dos esferas, con ellas nos acerca a una realidad más certera. Sus creaciones se entienden no solo como expresiones de pensamiento, ideas y creaciones, sino como complejos sistemas que entrañan el entendimiento del mundo a través de una comprensión simbólica, mística y espiritual del mismo. Imágenes enigmáticas, eléctricas, herméticas, geométricas, abstractas envueltas de un significado profundo que nos invita a descifrarlo.
Pronosticó que su legado sería entendido por las generaciones futuras. Emma Kunz afirmó “Vendrá el tiempo en que mis imágenes serán entendidas”, en otra de sus declaraciones proclama “Mis obras están destinadas al siglo XXI”. No dejó nada escrito sobre su vida, solo encontramos testigos visuales de la época.
Su legado son sus creaciones, que están aquí para ser vistas, experimentadas y vivenciadas. Emma Kunz nos dejó más de 400 dibujos de gran formato, un cuaderno de dibujos con construcciones geométricas y notas científicas. Tres publicaciones; un poemario Leven (Vida) 1930 y dos folletos que contienen las únicas explicaciones escritas conocidas de su trabajo de dibujo: Neuartige Zeichnungsmethode (Nuevo Método de Dibujo) y Das Wunder schöpfender Offenbarung (Milagro de la Revelación Creativa), con el subtítulo Gestaltung und Form als Mass, Rhythmus, Symbol und Wandlung von Zahl und Prinzip (Diseño y Forma como Medida, Ritmo, Símbolo y Transformación de Números y Principio), auto publicados en 1953. i

Emma Kunz (1892- 1963) investigadora, sanadora y artista.
Nace en el seno de una humilde familia de tejedores en Brittnau el 23 de mayo, 1892. El lenguaje del telar, tejido y patrones la debieron acompañar en su infancia, también en su adolescencia cuando trabaja en una fábrica de tejidos. A sus tardíos dieciocho años es cuando empieza a darse cuanta de sus talentos como la medicina, la telepatía y profecía. En ese momento empezó a practicar radiestesia con la guía de un péndulo.

Emma Kunz vio al ser humano en el ámbito de la acción entre lo eterno y lo terrenal, entre lo bueno y lo malo como ético de lo moral religioso y entre los cuatro elementos como categorías de “ciencias naturales”.
En 1938, a los cuarenta y seis años, se dedica completamente a entender las leyes y fuerzas de la naturaleza y lo positivo que hay en ella. En esta época es cuando crea su primer dibujo en papel milimetrado de gran formato. Profundiza en símbolos numéricos en mística y la Kabbala. A partir de aquí, ella trabaja exclusivamente como sanadora, investigadora y artista.

Emma Kunz utilizaba los dibujos para buscar leyes naturales y conexiones espirituales, tomaba problemas concretos y situaciones como punto de partida. En los resultados de sus dibujos obtenía información de esas complejas composiciones que vibran en diferentes categorías, deslizándose desde armónicas composiciones entre el color y las formas a tensiones geométricas en diferentes planos interconectados por tejidos de relaciones y polaridades.

Kunz era escéptica de la capacidad de las palabras para transmitir la complejidad de las ideas y experiencias plasmadas en los dibujos, consideraba que eran demasiado fácil de ser mal entendidas “Vendrá el tiempo en que mis imágenes serán entendidas”, en paralelo a esta afirmación podía hablar durante horas sobre el significado de un dibujo. Una imagen acabada contenía varios niveles de declaraciones y se podía usar posteriormente para resolver preguntas. La utilización de los dibujos servían como base para meditación y para generar diálogo con las personas que buscaban consejo y en un nivel más alto también abordaban cuestiones filosóficas e intelectuales.

Su camino fue difícil de entender para los médicos de la medicina alelopática, incluso dijeron que era absurdo lo que estaba haciendo, de todos modos ella no se dejó impresionar de imagen mecanícista del mundo, ella creo una interrelación entre el ser humano y la naturaleza, lo físico y el espíritu, el ser humano y el cosmos.

La elección de su lugar de residencia no es casual. En Appenzell Ausserrhoden había más curanderos en ejercicio que en cualquier otro cantón de Suiza en aquella época. Este desarrollo se vio favorecido por la ley de sanidad de este cantón, que garantizaba legalmente la libre práctica de la curación ya en 1871, y por la “actitud liberal” de los habitantes de Appenzell en materia de salud.1 Mientras que Kunz fue obstaculizada por sus colegas de los cantones de Argovia y Obwalden y considerada una curandera, pudo desarrollar libremente sus habilidades curativas en Waldstatt.

Fue aquí, como señala Harald Szeemann, donde la actividad artística de Kunz alcanzó su punto álgido en la década de 1950.2 Fue allí, en 1953, a la edad de 61 años, donde sintió por primera vez la necesidad de expresarse por escrito sobre su método creativo, que plasmó en dos volúmenes autopublicados: Neuartige Zeichnungsmethode (Nuevo Método de Dibujo) y Das Wunder schöpfender Offenbarung (Milagro de la Revelación Creativa), con el subtítulo Gestaltung und Form als Mass, Rhythmus, Symbol und Wandlung von Zahl und Prinzip (Diseño y Forma como Medida, Ritmo, Símbolo y Transformación de Números y Principio), auto publicado en 1953. ii

“La clave de este novedoso método de dibujo, una vez anunciado, permite a cualquiera crear tales formas, siempre que sean compatibles con el número y la forma como medida, ritmo, símbolo y transformación del número y el principio”. El hecho de que ella, sobre la base de los conocimientos de que disponía, reconociera desde el principio que su sensible visión, sentimiento y audición no sólo le permitía reconocer cosas extraordinarias, sino que también podía visualizarse en imágenes de estructura abstracta-energética, esa interconexión es la esencia de la obra de Emma Kunz. La base de esto es la matemática inscrita en el universo, que lo capturó de manera pendular, y a lo largo de los años ha sido capaz de cuestionarlo y mostrarlo de una manera cada vez más compleja.

Un intenso simbolismo recorre toda su obra, a menudo basado en signos autoinventados, a menudo formas existentes. Pero siempre una idea de la posición del ser humano dentro del universo, esa estructura, ese orden también está relacionado con el mandala, como los alquimistas y los rosacruces, Emma Kunz vio al ser humano en el campo de influencia entre lo eterno y lo terrenal, entre lo bueno y lo malo como ético de lo moral religioso moral y entre los cuatro elementos como categorías de “ciencias naturales”.

i KUNZ, Emma (1953). Neuartige Zeichnungsmethode. Gestaltung und Form als Mass, Rhythmus, Symbol und Wandlung von Zahl und Prinzip. Lenzburg 2011. KUNZ, Emma. Das Wunder schäpfender Offenbarung. Gestaltung und Form als Mass, Rhythmus, Symbol und Wandlung von Zahl und Prinzip. Waldstatt: Hermann Schläpfer, 1953. Estos dos libritos sólo se diferencian en su tipografía y una elección ligeramente diferente de los dibujos, por lo demás, los textos son idénticos. Con estas palabras nos da las instrucciones para aprender de su legado «ahora que se ha hecho pública la clave de este nuevo método de dibujo, hace posible que todo el mundo pueda crear este tipo de formas, siempre que sepa manejar los números» y con la última frase de la «introducción» en el Nuevo Método de Dibujo nos anima «Este folleto debe considerarse tanto un documento como una introducción, con la esperanza de que se convierta para muchos en un concepto de creación libre y una fuente de alegría».

ii KUNZ, Emma (1953). Neuartige Zeichnungsmethode. Gestaltung und Form als Mass, Rhythmus, Symbol und Wandlung von Zahl und Prinzip. Lenzburg 2011. KUNZ, Emma. Das Wunder schäpfender Offenbarung. Gestaltung und Form als Mass, Rhythmus, Symbol und Wandlung von Zahl und Prinzip. Waldstatt: Hermann Schläpfer, 1953. Estos dos libritos sólo se diferencian en su tipografía y una elección ligeramente diferente de los dibujos, por lo demás, los textos son idénticos. Con estas palabras nos da las instrucciones para aprender de su legado «ahora que se ha hecho pública la clave de este nuevo método de dibujo, hace posible que todo el mundo pueda crear este tipo de formas, siempre que sepa manejar los números» y con la última frase de la «introducción» en el Nuevo Método de Dibujo nos anima «Este folleto debe considerarse tanto un documento como una introducción, con la esperanza de que se convierta para muchos en un concepto de creación libre y una fuente de alegría».

Zurück