Blog

Estigues al dia de les novetats de Casa Chin

Publicat el dia

cosas sobre la meditación…

Meditación

Existen diferentes tipos de la meditación y muchas/os autoras/es nos quisieron acercar su significado y su importancia. Aquí les hablamos de la meditación oriental, cristiana y antroposófica.

 

Meditación Oriental

En la meditación el espíritu le sigue el rastro hacia el origen y allí encuentra la quietud, como un niño descansa en el regazo de la madre.

El yogui, que ha encontrado su propio lugar de descanso y su puerto espiritual, reconoce la verdad universal fuera y dentro de sí mismo.

La meditación elimina la discrepancia entre la conciencia analítica dominante del cerebro anterior y la sub- ó inconciencia situado en segundo lugar en el cerebro posterior. Además controla y ralentiza determinadas funciones corporales automáticas que normalmente estimulan el cerebro, como las contracciones intestinales, la respiración y el ritmo cardiaco. Todos los estímulos que normalmente influyen en la conciencia humana a través de los diferentes sentidos quedan aislados cuando son cerradas las nueve portales del cuerpo en Dhyana.

En la meditación se funden mente y materia. Esta fusión excluye todas las distracciones mentales. El Sadhaka se vuelve dinámico, creativo y extremadamente atento. Posee inagotables reservas energéticas y obra para la superación de la humanidad.

B.K.S.Iyengar

Una vez conseguido que los movimientos externos del cuerpo se hayan calmado a través de la postura corporal, descubrimos los movimientos internos. El movimiento que más destaca y llama nuestra atención en primer lugar, es el que provoca la respiración. En la meditación significa pranayama, que sigamos ala respiración con actitud observadora , sintamos su efecto y prestemos especial atención a los descansos al final de cada inspiración y expiración. De la atención amplificada hacia estos fenómenos internos resulta lo que llama Patanyali en la Sutra II,51, el cuarto modo de la quietud respiratoria, que surge espontáneamente desde la observación concentrada. La tranquilidad de la respiración calma igualmente los movimientos del pensamiento y posibilita así la capacidad de concentración.

Sri Friedrich Schulz-Raffelt

 

Atención ilumina todas las cosas

Atención proporciona la fuerza de la concentración

Atención lleva al reconocimiento profundo y al despertar

Atención es la llave para cualquier actividad espiritual

De la atención surge la fuerza de la concentración. Nos ayuda a enfocar lo que estamos haciendo en cada momento y por lo tanto a tener conciencia de lo que hacemos. Normalmente somos prisioneros de nuestra sociedad. Nuestras energias estan dispersas en cualquier lugar. Nuestro cuerpo y mente no estan en harmonía. Cuando empezamos a estar totalmente conscientes de lo que hacemos, pensamos y decimos, comenzamos a construir una barrera contra la influencias de nuestro ambiente y de las falsas percepciones.

Thich Nhat Hanh

 

Cada actividad que es llevado a cabo con atención se convierte de alguna manera en meditación.La atención multiplica la probabilidad de que cada una de nuestras acciónes expanda nuestro punto de vista y nuestra autocomprensión. El arte de la atenciónreside en la capacidad de estar siempre totalmente despierto y atento, no dejarse llevar por los flujos de pensamientos, ni volverse somnolientos. El autopiloto esta siempre dispuesto a coger el volante en cuanto nuestra atención afloje solo minimamente.El recordar de estar absolutamente despierto en cada momento, es por lo tanto el deber principal de la persona que medita.

Jon Kabbat- Zinn

 

Meditación Cristiana

Quiero estar quieto

Y quiero estar en silencio

Y quiero escuchar

lo que Dios habla en mi

Meister Eckehart

Por la noche, sin falta, debes llevar contigo una cita de las escrituras sagradas que hayas memorizado y con la cual , rumiandola como un animal puro,quedarás suavemente dormido. No debe ser mucho, más bien poco, pero bien pensado y comprendido:  y cuando te levantes por la mañana lo encontrarás como un legado del ayer.

Martin Luther

 

 

En la mística cristiana significa meditación el “ser-ahi” con plena atención, en la presencia de Dios. Al contrario de la contemplación, no se reflexiona sino se debe estar libre de cualquier imaginación y fantasía para estar receptivo al obrar de Dios.

Wikipedia: Meditación Cristiana

 

En la Oración de la Quietud el orador prescinde de todo pensamiento consciente y se vuelve a centrar una y otra vez a través de una formula rezadora repetitiva y deja pasar cualquier pensamiento divagador. Cassian aprendió esta forma de oración de los padres del desierto en el desierto egipcio.

 

De la Oración de la Quietud surge más adelante la Oración del Corazón. Aquel, también llamado oración de Jesus, es una forma de oración especialmente extendida en la Iglesia Ortodoxa en la cual se pronuncia ininterrumpidamente el nombre de Jesu Cristo. De esta manera se corresponde con la invitación “Orad constantemente”, ( 1 Thess 5,17) de San Pablo. En el Hesicasmo (espiritualidad bizantina y eslava entre el siglo 12. y 16.) y en otras técnicas de meditación de la iglesia oriental esta oración ocupa un lugar central. Habitualmente se practica con un cordón de oración.

Wikipedia: Meditación Cristiana

 

Se halla en la Quietud y el Silencio

una maravillosa fuerza de limpieza

de purificación, de concentración

en lo esencial                                                                         Dietrich Bonhoeffer

 

Si, el Padre Nuestro es una oración meditativa. Su entera naturaleza le lleva desde la simple petición hacía la meditación y de esta manera hacía una forma de oración elevada. Aunque Cristo no utiliza nuestra palabra ” meditar”: Su voluntad esta clara, su educación es obvia.

Las personas tendrían menos argumentos en contra de la meditación si conociesen mejor la oración, especialmente lo esencial de la oración: La Admiración.

Lastima que no tengamos una palabra alemana para meditación. La traducción correcta sería: Devoción

Toda meditación, incluida la que comienza con lo extrínseco, lo exterior, tal como es a menudo lo único posible y lo más sincero para el hombre actual, es finalmente eso: devoción. La devoción lleva a la veneración, lo cual significa: a un suplicar que implica a todo el ser y en el que, en esencia, se trata del cielo.

Friedrich Rittelmeyer

 

Meditación Antroposófica

Toda persona puede adquirir por sí mismo el conocimiento de la Ciencia Espiritual de la que se habla en este libro. Lo que se expone en estos escritos nos da una imagen mental de los mundos superiores y, bajo cierto aspecto, es el primer paso hacia la visión propia, porque el hombre es un ser- pensamiento y puede encontrar el Sendero del Conocimiento, únicamente si se sirve del pensamiento como punto de partida. Se le presenta a su inteligencia una imagen de los mundos superiores, esto no le resultará inútil, aun cuando por el momento sea solamente una narración de hechos superiores, de los que no puede todavía tener la visión propia. Porque los mismos pensamientos que se le proveen, representan una fuerza que seguirá actuando en el mundo de sus pensamientos. Esta fuerza obrará en él de manera que despertará los gérmenes latentes. Se equivoca quien considere inútil abandonarse a semejantes imágenes del pensamiento, porque juzgue al pensamiento como algo abstracto, no viviente. En cambio, el pensamiento es una fuerza viva.

Rudolf Steiner “Teosofía”

 

En lo mencionado se puede reconocer el procedimiento correcto de la meditación. En primer lugar hay que abrirse paso hacía un pensamiento que se puede comprender con los medios que facilitan la vida y conocimiento cotidiano. Entonces uno se sumerge repetidamente en este pensamiento, se hace uno con él. El fortalecimiento del alma surge desde la convivencia con tal pensamiento reconocido. – Aquí ha sido elegido un pensamiento recogido desde la misma naturaleza del pensar en sí. Ha sido elegido como ejemplo porque es especialmente fructífero para la meditación. No obstante, para cualquier pensamiento tratado de la manera descrito, es valido lo arriba mencionado para la meditación. Para la persona que medita es sumamente provechoso si reconoce el sentimiento del alma que resulta del antes mencionado movimiento pendular de la vida del alma. Así siente con mayor seguridad que haya sido rozado directamente por el mundo espiritual. Y esa sensación es un resultado saludable de la meditación. Una sensación que debería irradiar su fuerza hacía el contenido del resto de la vida diurna despierta.

Rudolf Steiner “ El Umbral del Mundo Espiritual”

 

Esta vida del alma en el pensamiento, vida que se  va desenvolviendo gradualmente hasta convertirse en una vida de esencia espiritual, se llama en la gnosis y en la ciencia oculta  meditación, es decir, reflexión contemplativa. Esta meditación es el medio para la adquisición del conocimiento suprasensible; Mas en tales momentos el discípulo no debe abandonarse al’ goce de sentimientos; no debe tener en su alma emociones vagas, con lo que solo impediría la adquisición del verdadero conocimiento espiritual. Sus pensamientos deben tomar perfiles claros, concisos, definidos.  En este esfuerzo encontrara apoyo si, en vez de apegarse ciegamente a los pensamientos que le vienen a la mente, se satura con los pensamientos elevados que hombres avanzados y ya poseídos por el Espíritu han concebido en tales momentos. Debe tomar como punto de partida los escritos que tienen su origen en semejante revelación obtenida por la meditación, y que se encuentran en la literatura mística, gnóstica, o en la literatura de la ciencia espiritual contemporánea. En ellas se ofrece material para su meditación. Los mismos investigadores del Espíritu han consignado  en tales escrituras los pensamientos de la ciencia divina; el Espíritu los ha proclamado al mundo por medio de sus mensajeros.

Mediante estas meditaciones se produce una transformación completa del discípulo. Comienza a formarse conceptos completamente nuevos acerca de la realidad. Todas las cosas adquieren para el un valor nuevo. Nunca se insiste suficientemente en que esta transformación no convertirá al discípulo en un extraño a la vida; en ningún caso lo alejara de sus deberes cotidianos. El discípulo comprenderá que la acción más trivial que tenga que llevar a cabo, la experiencia más insignificante que le acontezca, están ligadas con los grandes seres y acontecimientos cósmicos. Una vez que esta conexión se le ha revelado claramente en sus momentos de contemplación, se entrega a sus ocupaciones diarias con nueva y mayor energía, porque ahora se da cuenta que sus labores han sido realizadas y sus sufrimientos padecidos en aras de una gran totalidad cósmico-espiritual. Fuerza para la vida y no lasitud, es lo que nace de la meditación.

Rudolf Steiner “Cómo alcanzar conocimientos del mundo superior”

 

Zurück